ocho cualidades de un buen empleado

clock Lo lees en 6 min

Ocho cualidades de un buen empleado


06 marzo 2022
   

[Artículo actualizado. Original publicado con fecha 11 octubre 2017]

Quizás al pensar en un "buen empleado" se viene a tu mente una persona que trabaja de manera eficiente durante 8 o más horas de trabajo, que es productivo, que se levanta temprano y solo tiene en mente lograr las metas que su empresa le exige. Pero la verdad es que un buen empleado destaca en el mercado laboral por sus principios y valores, además de las competencias que lo hacen idóneo para desenvolverse en el medio y estar constantemente capacitándose para crecer en su área profesional y ser una pieza clave en la empresa.

Dentro de las cualidades que todo buen empleado, se pueden destacar características claves que favorecen al clima laboral que las empresas necesitan para seguir creciendo.

1. Tiene sentido de pertenencia

Siente que la empresa es parte de sí mismo y está dispuesto a afrontar los retos con pasión, como si fueran sus propios desafíos, no pensando en lograr las metas de otros, sino más bien, se hace parte de ellas. Además, trabaja pensando en los logros colectivos, más que en los individuales. De esta manera le resulta más fácil afrontar aquellos desafíos que exigen una complejidad mayor.

2. Está dispuesto a aprender

Alguien que piensa que ya lo sabe todo, tiene una visión muy corta de sus capacidades. Por el contrario, un buen empleado se destaca por estar en constante capacitación y aprendizaje, aprendiendo habilidades que le permitan impulsar los procesos de la empresa. Innova, propone y se instruye constantemente, conforme las competencias de su cargo y entorno, para ofrecer siempre el mejor servicio.

 

>> Leer más: Cómo puedo destacar en mi trabajo << 

3. Es resiliente

Sabe sobreponerse ante las dificultades, entendiendo que no todo es fácil, por lo que está dispuesto a trabajar duro para superar cada obstáculo sin martirizarse por lo sucedido ya que mantiene una actitud positiva. La resiliencia es un cambio de mentalidad que todos y todas pueden desarrollar, no solo para el ámbito laboral, sino que para toda la vida.

4. Sabe resolver problemas

Ligado con el punto anterior, un buen empleado busca la resolución de problema en vez de quedarse en el problema en sí. Busca soluciones beneficiosas para la empresa, ya sea por sus medios o con ayuda de otros aun cuando no es el encargado de llevar a cabo la toma de decisiones, es oportuno para proponerlas. No espera que le resuelvan sus problemas, toma la iniciativa y es constructivo.

 

Si vienes con el problema, pero no con la solución, entonces tú eres el problema.

5. Es eficiente

La eficiencia es la capacidad para lograr un fin empleando los mejores medios que se tenga a disposición. En ese sentido, un empleado ejemplar busca optimizar los recursos, sobre todo el recurso del tiempo. No solo cumple con lo que le piden, sino que hace mucho con poco y obtiene buenos resultados.

 

>> Leer más: ¿Cómo puedo desarrollar mis competencias laborales? <<

6. Tiene inteligencia emocional

Dentro de los distintos tipos de inteligencia, la inteligencia emocional es aquella que nos ayuda a reconocer e identificar las propias emociones y la de los demás. Tener esta característica en el trabajo es importante porque permite conectar con las emociones y generar empatía tanto con los compañeros de trabajo como con los clientes y optimizar la relación con ellos.

7. Es integrador y participativo

Le gusta trabajar en un ambiente tranquilo y colaborativo, evitando en lo posible los conflictos innecesarios con sus compañeros de trabajo. Busca siempre ser mediador y llegar a acuerdos sensatos cuando se producen problemas. Opta por trabajar en equipo y conservar las buenas relaciones.

8. Tiene 100% actitud 

Adicionalmente, un buen empleado debe ser proactivo, dinámico e impulsarse constantemente hacia sus metas. Una buena actitud implica otras cualidades, como ser responsable, puntual, servicial, positivo, líder y, sobre todo, apasionado por lo que hace.

 

Como te puedes dar cuenta, estas características aplican para todas las áreas de la vida, no solo en lo laboral, por lo que, si aún no estás involucrado en algún empleo, puedes desde ya cultivar estas características en tu cotidianidad, para que cuando sea el momento de enfrentarte al mundo laboral, éstas sean parte de ti. 

 

Mientras tanto, esfuérzate en desarrollar estas características personales y adquiere conocimientos y herramientas con una carrera profesional para desempeñarte de la mejor manera cuando llegue el momento de potenciar el éxito profesional. 

Originalmente publicado en octubre de 2017.

Claves para obtener un título profesional sin dejar de trabajar ¡Descarga Gratis!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Carreras Advance y de continuidad de estudios

07 abril 2022

Abordar el tema de las carreras Advance y programas de continuidad de estudios para técnicos y profesionales.

Leer más
Bibliotecología: una formación transdisciplinaria

04 abril 2022

En todas partes podemos encontrar información, más aún en un periodo de la historia donde generar información, tanto física como digital, está al alca.

Leer más
¿Qué es la educación continua y para qué sirve?

08 marzo 2022

La educación continua es el medio por el cual puedes seguir recorriendo el camino del perfeccionamiento, con el objetivo de ser cada vez un mejor prof.

Leer más