Diana de Gales, a 20 años de su partida

Noticias

Diana de Gales, a 20 años de su partida

Universidad UNIACC. Publicado el 31 agosto 2017

“Creo que la enfermedad más grande que hoy tiene el mundo es la enfermedad en que las personas no se sienten queridas”, fue una de las frases que nos dejó Diana de Gales, también conocida como Lady Di, fallecida hace 20 años en un accidente automovilístico, en París.

Nacida como Diana Frances Spencer, el 1 de julio de 1961, en el pueblo de Sandringham, en Inglaterra, se transformó en una de las figuras mediáticas más populares a partir de 1981, cuando se casó con Carlos, Príncipe de Gales. De hecho, según datos de la BBC, la boda fue la transmisión hasta ese momento con mayor público, con una cifra de 750 millones de espectadores en todo el mundo.

Producto del matrimonio, Diana se convirtió en Princesa de Gales, Duquesa de Cornwall, Duquesa de Rothesay, y Condesa de Chester. Aunque la pareja se divorció el 28 de agosto de 1996, en medio de un escándalo mediático, se  mantuvo hasta su muerte como integrante de la Familia Real, por ser la madre del segundo y tercero en línea para suceder el trono, Guillermo y Harry, respectivamente. De hecho, había afirmado que “me gustaría ser una reina en el corazón de las personas”.

No obstante, su trabajo más trascendente y reconocido fue en el campo humanitario, particularmente por su apoyo en la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona, una red global creada en 1992 por diversas organizaciones. Además, Diana tuvo una labor activa en problemas de salud, por ejemplo, con cáncer y portadores del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), al igual que en causas de protección animal. 

“Nada me provoca más felicidad que tratar de ayudar a las personas más vulnerables en la sociedad. Es una meta y una parte esencial de mi vida –una suerte de destino. Quien esté en apuros me puede llamar. Llegaré corriendo donde quiera que esté”, había asegurado.

En un aspecto más frívolo de su personalidad forjada en medios, Diana también fue reconocida como un referente de la moda. Por ejemplo, en 1989, fue nominada para el Salón de la Fama Internacional en la lista de las Mejor Vestidas. En 2012, la revista Time la incluyó en su listado de 100 íconos de la moda de todos los tiempos

Para el diseñador, ilustrador y docente en Universidad UNIACC, Jaime Ramírez, una de las razones para esa popularidad es, “por sobre todo, un tema de identidad, y Diana de Gales logró trascender —incluso a la muerte— con su carisma y encanto natural, quebrando todas las normas que la sociedad esperaba para una princesa”.

Ramírez, académico en Diseño de Imagen, especialidad en Moda, explica que, antes de su llegada a la Familia Real, “nadie de la corona británica había sido fotografiada usando pantalones para eventos de noche, o combinando chaquetas de tweed clásicas de la sastrería masculina, con jeans y ballerinas. Fue una mezcla audaz y lúdica para su época y posición social, que ella supo aprovechar para quebrar paradigmas y, de paso, construir un estilo propio dentro del competitivo mundo de la imagen de moda, el que ha trascendido hasta nuestros días”.

Diana murió el 31 de agosto de 1997, junto a su chofer, Henri Paul, y Dodi Fayed, hijo del multimillonario egipto Mohamed Al-Fayed, con quien mantenía una relación sentimental. En 2008, se estableció que en el accidente Diana y Fayed fueron víctimas de la negligencia de Paul y los conductores de los vehículos que les sucedían.

Realiza un acto aleatorio de bondad, sin esperar recompensa. Seguro que, un día, alguien podría hacer lo mismo por ti”.

Diana, Princesa de Gales

1961-1997

Matriculate


SÍGUENOS

Inscripción a newsletter